Contacta para más información en info@go4avision.com

VIII. Balance objetivos personas, una habilidad clave de liderazgo

VIII. Balance objetivos personas, una habilidad clave de liderazgo
29 noviembre, 2018 Javier Canal Rojo

¿Qué va antes? ¿Los objetivos del trabajo o las personas del equipo? ¿Qué debe priorizar un líder?

Estamos cerca de cerrar el año y esto significa para muchas empresas la entrada en un periodo de mucha presión comercial. Porque cada vez queda menos tiempo para cumplir con los objetivos que se marcaron al principio.

En esa espiral de estrés, es fácil caer en la trampa de mirar solo el corto plazo y dejar de lado un aspecto fundamental de las empresas, sus personas integrantes. Encontrar el equilibrio entre la consecución de objetivos y la motivación de personas es una de las habilidades clave del líder.

Igual que es rentable el client care, lo es el employee care. En el departamento comercial se tiene claro que a los clientes no se les quiere quemar, ¿por qué no trasladar esta manera de pensar también cuando tratamos a las personas del equipo? ¿Qué le preocupa e ilusiona a cada uno de los miembros de tu equipo? A veces puede parecer una pérdida de tiempo profundizar en ello, pero a menudo reporta beneficios a largo plazo, no solo para el clima laboral y la fidelización, sino incluso para el propio negocio.

Evidentemente no podemos ser ingenuos, hay que cerrar y tener resultados a corto plazo. Por eso no podemos empezar a trabajar en motivar a nuestro equipo en los periodos de más presión, sino de forma constante a lo largo de todo el año.

Así que volviendo a la pregunta inicial ¿cómo encontrar ese equilibrio? Ante la duda, nuestro consejo es poner a las personas primero. Involucrar a las personas en el objetivo, en vez de utilizarlas para alcanzarlo, suele ser un buen camino para que den lo mejor de sí mismas. Un equipo más comprometido y motivado, sin duda aportará mucho más para conseguir el máximo rendimiento sobre en épocas de intensa presión de resultados

El planteamiento utilitarista de personas como recursos en realidad no es ni ético ni tampoco efectivo. El liderazgo que involucra a las personas, las hace libres y responsables hacia un objetivo compartido en el equipo y la empresa. De este paradigma todos salen ganando, incluso el negocio.

Las grandes multinacionales cada vez son más conscientes de la importancia de cuidar a sus personas. No es casual que Google tenga espacios abiertos, coloridos y llenos de plantas como oficinas. Es solo una entre las muchas empresas que ofrecen fruta gratis a sus trabajadores, que tienen una zona de gimnasio, descanso o yoga, y que realizan actividades periódicas con sus equipos para fomentar la cohesión, la comunicación y el bienestar de todos. En España, las empresas más innovadoras comienzan a apostar también por este paradigma personalista.

Dicho de forma breve pero contundente, ‘cuida de tus personas y las personas cuidarán de tu negocio’. El retorno de la inversión es una de las grandes preocupaciones, pero a menudo se hace evidente que cuando los colaboradores están mal, se incrementa el absentismo, el síndrome de ‘calentar la silla’ o las disputas internas que afectan tanto al clima laboral y al rendimiento. En cambio, unos trabajadores que se sienten reconocidos, interpelados y confiados, pueden dar mucho más de sí, a corto y a largo plazo.

¿Quieres mejorar las habilidades de liderazgo y trabajar en la cohesión de tu equipo?

Infórmate de nuestros programas o escribe tu consulta personalizada a través del formulario de contacto.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*